viernes, octubre 07, 2005


Apolo hace libaciones a las puertas de su templo en Delfos donde se mezcla la serena moderación de su mandato ("conócete a ti mismo") con el delirio de su sacerdotisa en contacto con las entrañas mismas de la Tierra.

Este blog crece a la sombra de un ciprés de Delfos, en la ladera del Parnaso, y por ello su autora se permite reelaborar los mitos. Los que busquen versiones "clásicas" pueden ir a otras páginas de mitología. Aquí simplemente deliramos todos con el dios de la sobriedad.

No hay comentarios: