viernes, noviembre 18, 2005

El tiempo esférico

Los mitos son la historia antes de la escritura, cuando la memoria era la medida del tiempo y el dia sucedía a la noche, como al alba la mañana. Y la historia del hombre se construía en la narración misma con forma de anillo.
Cuando los hombres apendieron a dotar de voz inaudible los signos que trazaban en la piedra, crearon el tiempo lineal. Poco a poco en todo había un delante y un detrás, un antes y un después, y así lo que era devenir, tiempo circular, se convirtió en la quimera del porvenir.

En este tiempo nuestro en el que estamos inventado nuevas maneras sobre las que construir nuestro conocimiento, en el que hiperescribimos y enlazamos lo que parece disperso, ¿cómo se cuenta un mito?
En la intimidad de la noche, ante nuestras soledades hipervinculadas, seguimos como siempre enfrentándonos a nuestros miedos y añorando las estrellas que tiemblan al compás de nuestros inciertos pensamientos.
Y por eso Ariadna desgrana uno a uno los viejos mitos, sabiendo que alguien los recogerá y volverá a contarlos, lanzándolos como una pelota a una red que empalma los fragmentos aislados, en la que nuestras propias vidas son simplemente partes fugaces del tiempo esférico.

1 comentario:

mentecato dijo...

Interesantísimo.