domingo, diciembre 11, 2005

Las dudas de Psique


Dicen de Psique que era la más hermosa de tres hermanas, que su misma belleza auyentaba a sus pretendientes y que, al quedarse soltera, sus padres se vieron obligados por un oráculo a abandonarla a la entrada de una cueva en la espesura de un bosque, como quien sacrifica una doncella entregándola a un dragón.
La verdad es que Psique a la vez que bella era despierta y sagaz, y que era el brillo de su inteligencia lo que la hacía diferente a sus hermanas; que si se vio abandonada en el monte no estuvo sola mucho tiempo y que encontró la morada donde habría de ser feliz.
Dice el cuento también que como en "La bella y la bestia", le servían mágicos criados invisibles y de noche un invisible esposo sabía hacerla feliz.
Pero Psique añoraba a sus padres, que la creerían muerta, y antes que verla triste, su enigmático esposo la dejó ir.
¿Quién podía ser tan generoso que dejara partir así a la mujer que amaba? ¿Quién era en realidad ese espírutu oculto que sólo en la oscuridad de la noche parecía hallar forma? Camino de casa de sus padres Psique cavilaba así, de modo que cuando sus hermanas le preguntaron con quién se había casado, ella dijo sencillamente que, aunque le estaba prohibido, había cogido una lámpara y contemplado el bello cuerpo de su esposo dormido. Aunque rabiaban de envida, sus hermanas no consiguieron hacerla dudar y cuando Psique volvió a su casa, encendió una tenue vela en medio de la noche y descubriendo el cuerpo del hombre al que amaba, le llamó entre susurros y con los ojos cerrados no hubo un pliegue de su piel que no besara. Y Eros despierto, vio por fin a Psique desnuda, con los ojos cerrados, pues no necesitaba verlo para amarlo. Y se besaron riendo de que la gente fuera tan tonta que creyesen que se necesitaran ojos para auyentar las dudas.

Una interesante reflexión sobre este mito y su sentido lo encontrarás en: http://www.clinicamente.com.ar/sexualidad/eros.htm

No hay comentarios: