domingo, junio 10, 2007

Himno a NAVTICA


Voy a empezar celebrando a la Musa reciente,

que recorre el espacio cargado de redes, y asiste

a los que perdidos naufragan por ella.

Cierto es que se dice que son nueve las Musas,

pero, con permiso de Safo, a la undécima musa

desde hoy no olvidaré en mis cantos.

Sus dominios surcamos devotos blogeros y gente variada adicta a los bites,

Al nacer, la nueva hija de Mnemosine corría el riesgo

de llamarse E-musa o, peor, Musabloger, Musatechno...

Pero Dike y Palas asistieron al parto

y Nautica se llama aquella que, invocada en nuestro faenar

cotidiano, nos salva. Oh, hija de Zeus, predilecta de Hermes.

Hay quien te llama Naútica, oh diosa, pero otros

Nautica, y tú ninguna invocación rechazas,

porque nos perdonas las tildes, mas no el Unicode.

A ti, pues con la ayuda del foro que habita en Chirón

salvaste mi Hilo de las incompatibilidades de Gates

y me iluminaste para cambiar de plantilla a golpe de click,

celebremos entonando cantares que sean gratos a ti y tus hermanas.

Sénos propicia, oh Nautica, y acoge con benevolencia mi canto.



Gracias a Ana y a Beatriz por avisarme de un error en la carga de la página desde el insidioso Internet Explorer.
(Y que me perdone Calímaco, a cuyos Himnos dediqué unos pocos años.)

8 comentarios:

Quintiliano dijo...

¿Por qué malgastar energías en la cuestión de las tildes? Llamémosla NAVTICA, y el latín nos salvará de las contradicciones de la R.A.E.

Me pregunto... ¿En griego sería ΠΟΝΤΙΑ o algo así?

Sebastià Giralt dijo...

¡Qué inspirada estás hoy! A partir de ahora ni Calíope ni Ariadna, pues ¡serás la Calímaca!

P.S. En griego sería Ναυτική.

Ana dijo...

Fantástico himno, Olga, un regreso al Hilo grandioso. Seguro que Nautica sabrá recompensar tus aladas palabras.

Me alegra leerte de nuevo.

Beatriz dijo...

Habiendo sobrevivido a los peligros de los mares Hachetemelénicos cuyo Maelström -yo no soy de clásicas sino de inglesas- suele empeñarse en hacerme también a mí naufragar, saludo a tu recompuesto blog -pero qué hermosas historias escribes- y de paso a Nautica, a la cual me encomiendo porque Literatura Griega y Latina son las dos asignaturas que me he cogido de libre configuración para este verano. Supongo que citar tus versiones en un examen no quedaría bien, aunque sea así como yo también las veo.

Olga dijo...

Gracias chicos, he suspirado de alivio al ver vuestros comentarios, porque no estaba demasiado segura de que los feeds no se hubieran perdido.
De vez en cuando se me enciende algunas chispita y ya era hora de que alguien atendiera a nuestra veneranda Musa.
Beatriz, no sé donde estudias, pero en la Universidad conviene ser bastante conservador con ciertos enfoques, como si los mitos griegos hubieran perecido del todo con Juliano el llamado apóstata.

Olga dijo...

NAVTICA me gusta, aunque me salte la acentuación según las reglas de la trascripción latina y la siga llamando llanamente Nautíca.

Blai dijo...

Jajajaj, muy bueno el canto!

Gracias por encontrarle el himno a nuestra querida musa, seguro que ahora su inspiración se posará en ti en agradecimiento.

Ahora, solo queda sacar la versión latina i catalana. Alguién se anima?

Un saludo!

Olga dijo...

UUUUUy, pues aprovechando el verso formular de los himnos homéricos podríamos hacer hasta la versión en griego.
(eso no se le ocurriría ni al "Zeus" de Circe, ¿verdad?)